"REHOYAS AVANZA" - ASOCIACIÓN DE VECINOS
BANKIA- IBAN: ES48 2038 7225 4860 0069 8215



CONCEJAL JAVIER DORESTE ¡¡¡ DIMISIÓN !!!

miércoles, 27 de febrero de 2019

La presunción iuris tantum de existencia de incremento de valor del terreno de naturaleza urbana pervive en la regulación legal del IIVTNU

Sobre el controvertido tema de la prueba del incremento del valor de los terrenos a los efectos de liquidar el IIVTNU, declara el Supremo que cuando no existe, en términos económicos y reales, un efectivo incremento de valor del terreno, no se da el presupuesto de hecho que configura el tributo que no puede exigirse, pero insiste en que la prueba de que no se ha puesto de manifiesto una plusvalía con la transmisión de un inmueble corresponde siempre al obligado tributario, aunque el IIVTNU se haya gestionado por el sistema de declaración y no por el de autoliquidación. 

Analiza la Sala la actual regulación legal del IIVTNU conforme a las declaraciones de inconstitucionalidad contenidas en la STC 59/2017 sobre las que entiende que se infiere inequívocamente que lo que ha sido expulsado del ordenamiento jurídico es la presunción iuris et de iure de existencia de incremento de valor del terreno urbano transmitido, pero no la presunción iuris tantum de existencia de una plusvalía en la enajenación del inmueble, que sigue estando plenamente en vigor.

Insiste la sentencia en que aunque el Ayuntamiento impositor tenga prevista la gestión del Impuesto por el procedimiento iniciado mediante declaración o por el sistema de autoliquidación, la determinación y prueba de la inexistencia de una plusvalía gravable y la comunicación a la Administración de los datos relevantes para la cuantificación de la deuda tributaria es tarea que corresponde al obligado tributario, sea cual sea la forma en la que se gestione el tributo.

No se puede trasladar la carga de la prueba sobre la inexistencia de plusvalía en la transmisión del terreno, en el sujeto pasivo del impuesto o en la Administración tributaria,dependiendo de que el tributo se configure como un tributo de "contraído previo" o como un tributo autoliquidable, porque ello supondría introducir diferencias en materia probatoria carentes de justificación objetiva.

En el caso, el Ayuntamiento recuerda que el obligado tributario tuvo oportunidad de acreditar la falta de incremento del valor del terreno entre su adquisición y la transmisión final, y no practicó ninguna prueba pericial contradictoria siendo la documental aportada insuficiente para acreditar el efectivo decremento de valor que se defendía. No basta con la acreditación de los precios estipulados en los documentos públicos de transmisión, máxime cuando existe relación de parentesco entre los socios representantes de las mercantiles que formalizaron la transmisión del inmueble, que hace dudar de la certeza del precio pactado como el que efectivamente se pudiera haber llegado a abonar como "valor real", y tampoco se acreditó que existiera un decremento del valor de los terrenos, porque las valoraciones aportadas de la empresa tasadora presentaba valoraciones no homogéneas.

Esta insuficiencia probatoria lleva al Supremo a confirmar la liquidación del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana realizada por el Ayuntamiento liquidador.

Fuente:

martes, 26 de febrero de 2019

Programa "AL LÍMITE" 26 feb 2019

Programa sobre el barrio de Las Rehoyas en Las Palmas de Gran Canaria y la reposición de sus viviendas.

Invitados: Ignacio Guerra, Ángeles Batista, Nieves Ruiz y Juan Francisco Sarmiento.

Vecinos de Las Rehoyas piden a los contrarios que no bloqueen la reposición

Doreste acusa a la oposición de mentir y aclara que las nuevas casas serán privadas

26.02.2019


Los vecinos de Las Rehoyas reprodujeron ayer en el pleno los enfrentamientos de los partidos políticos en torno a la reposición de Las Rehoyas, sobre la que se cierne el peligro de judicialización. Mientras el presidente de Rehoyas Avanza, Juan Francisco Sarmiento, volvió a amenazar con llevar el plan parcial y el edificio del parque al juzgado si no se excluye a los vecinos de la carretera general del Norte e inmediaciones que se oponen, Zarife Dahoruch, portavoz de Las Rehoyas en Movimiento, advirtió que los que paralicen la actuación "serán los causantes de que el 80% de los vecinos a favor de la reposición se queden sin una casa digna".

El debate de los vecinos se produjo, tras la discusión de una moción presentada por la portavoz de Ciudadanos, Beatriz Correas, que acusó al concejal de Urbanismo,
Javier Doreste, de poner en "peligro" a los vecinos que se oponen a la reposición por incluir sus viviendas privadas en el plan para derribarlas y darles a cambio "una vivienda social". "Hay otras fórmulas", atinó a decir, "como la expropiación y el justiprecio".

La portavoz de Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista, acusó a Doreste de querer "utilizar" la parcela donde están las casas de los que se oponen para "especular con este suelo" y habló de "chanchullos" que no explicó.

El portavoz del PP, Ángel Sabroso, se sumó a las críticas y echó en cara al Tripartito de haber organizado un "lío enorme' y planificar el "mayor crecimiento" en altura precisamente en la zona donde hay gente que se opone a la reposición. "No se ha explorado la opción de la rehabilitación, contemplada en el plan", dijo.

Javier Doreste, acusó a la oposición de "manipular a los vecinos con mentiras y engaños. No es cierto que vayamos a cambiar viviendas libres por viviendas sociales. Seguirán siendo libres porque así lo contempla el plan de reposición". Añadió que el 93,5% de las casas son privadas en estos momentos y el 65% lo fueron desde el minuto uno. Aclaró que sólo 176 vecinos de la carretera general del norte y de las 750 viviendas se oponen.

Fuente:

martes, 19 de febrero de 2019

La reposición de Las Rehoyas costará 189 millones de euros

La obra de renovación del barrio representa más del doble de lo que costó tirar y reconstruir El Polvorín y el Buque de Guerra. La demolición y restitución de viviendas es el apartado más caro y ha sido presupuestado en unos 120 millones de euros, un 63% del coste total de la reposición

19/02/2019
Javier Darriba | Francisco Socorro | Las Palmas de Gran Canaria

Imagen de archivo de la concentración que hubo el viernes pasado a favor de la reposición.

La magnitud del proceso de renovación de Las Rehoyas-Arapiles no se explica solo por el número de viviendas a reponer (2.558), sino también por la inversión que requiere la operación, al menos sobre el papel, que es de unos 189 millones de euros. Para hacernos una idea de lo que representa basta comparar estos datos con los de la reposición de El Polvorín, que afectó a 842 viviendas y costó finalmente unos 75 millones de euros.

Lógicamente, la mayor parte de este presupuesto se va en la demolición (5,91 millones de euros) y la restitución de viviendas (114,21 millones de euros), hasta el punto de que representa un 63% de los costes totales.

En la urbanización de la zona se van otros 18,9 millones de euros y en la ejecución de otros espacios libres y dotaciones se prevé una inversión de 15,76 millones de euros. Aquí se incluye la construcción de un nuevo colegio por un valor de 7,33 millones de euros, según consta en el documento del plan parcial que está en exposición pública.

De este dinero, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria solo dispone de ocho millones de euros en estos momentos para iniciar el proceso, según explicó ayer el concejal de Urbanismo, Javier Doreste. «Teóricamente eran doce millones de euros pero con la paralización del presupuesto general del Estado estamos en ocho millones», aseguró el edil, quien restó importancia a este hecho porque «el Ayuntamiento dispone de músculo financiero para prefinanciar algunas fases de la obra».

Como el plan distribuye la actuación en un periodo de dieciséis años, se calcula una inversión media anual de 11,81 millones de euros.

Sin embargo, el mayor esfuerzo económico se prevé en el segundo cuatrienio, que es cuando se construirá algo más de un tercio de todas las viviendas comprendidas en el planeamiento.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Ángel Sabroso, se preguntaba ayer «cómo es posible que en todo el expediente del plan parcial, aprobado inicialmente hace unas semanas y en fase de exposición al público, no estén las encuestas realizadas, ni tan siquiera una memoria específica y profunda del trabajo sociológico supuestamente realizado».

El edil argumenta que «cuando el gran problema de todo este proceso ha sido el enfrentamiento vecinal que el tripartito está generando y la inclusión contra el deseo mayoritario de los propietarios, de unas viviendas de titularidad privada en una reposición obligada, conocer con exactitud fechas, distintos momentos, metodología y resultados de las encuestas realizadas es del todo fundamental».

Para Sabroso, la gestión que se está haciendo desde el gobierno local con la reposición de Las Rehoyas-Arapiles «está abocada a la judicialización y el fracaso precisamente por no haber puesto el acento en los anhelos y deseos vecinales».

En una nota, el edil insiste en que el diseño del barrio «no sólo se carga una parte importante del parque de Las Rehoyas; no sólo genera un muro visual en su entrada principal con un edificio de siete plantas y hace que se pierda uno de los dos campos de fútbol existentes, sino que además prevé la construcción de los edificios de mayor altura de todo el plan justo en las parcelas que albergan los edificios de viviendas privadas, que nunca formaron parte del extinto patronato público de vivienda, que en mejor estado se conservan y cuyos propietarios no quieren abandonar sus casas para que sus bloques sean derribados y reconstruidos con más alturas y otros pisos que no son los suyos».

El edil denuncia que «el suelo al que mayor carga de viviendas le ha dado el tripartito es justo el que sus propietarios no quieren dedicar al plan de reposición».

Fuente:

El PP pide las encuestas realizadas por el tripartito en Rehoyas-Arapiles a los vecinos afectados por el proceso de reposición

El diseño del nuevo barrio de Las Rehoyas hecho por el Tripartito no sólo se carga una parte importante del parque de Las Rehoyas, genera un muro visual en su entrada principal con un edificio de 7 plantas y 150 viviendas y hace que se pierda uno de los dos campos de fútbol existentes 

Las Palmas de Gran Canaria, martes 19 de febrero de 2019.- 

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria,  Ángel Sabroso, ha pedido al Tripartito capitalino (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) las encuestas realizadas a los vecinos en Rehoyas-Arapiles afectados por el proceso de reposición del barrio.

El edil popular se pregunta cómo es posible que en todo el expediente del Plan Parcial, aprobado inicialmente hace unas semanas y en fase de exposición al público, “no estén las encuestas realizadas, ni tan siquiera una memoria específica y profunda del trabajo sociológico supuestamente realizado”.  

“Cuando el gran problema de todo este proceso ha sido el enfrentamiento vecinal que el Tripartito está generando y la inclusión contra el deseo mayoritario de los propietarios, de unas viviendas de titularidad privada en una reposición obligada, conocer con exactitud fechas, distintos momentos, metodología y resultados de las encuestas realizadas es del todo fundamental”, asevera el portavoz.

La gestión del Gobierno Local con la reposición de Las Rehoyas-Arapiles está abocada a la “judicialización y el fracaso”, recuerda Sabroso, precisamente por no haber puesto el acento “en los anhelos y deseos vecinales”.  Tras cuatro años haciendo este Plan Parcial, “el trío Hidalgo-Doreste-Quevedo debían saber hasta el color de los ojos de cada persona que habita en el barrio, pero han preferido jugar a la confusión y el enfrentamiento entre vecinos”, indica.

El diseño del nuevo barrio de Las Rehoyas hecho por el Tripartito no sólo se carga una parte importante del parque de Las Rehoyas, genera un muro visual en su entrada principal con un edificio de 7 plantas y 150 viviendas y hace que se pierda uno de los dos campos de fútbol existentes, sino que además prevé la construcción de los edificios de mayor altura de todo el plan (10, 9, 8 y 7 plantas) justo en las parcelas que albergan los edificios de viviendas privadas, que nunca formaron parte del extinto patronato público de vivienda, que en mejor estado se conservan y cuyos propietarios legítimos no quieren abandonar sus casas para que sus bloques sean derribados y reconstruidos con más alturas y otros pisos que no son los suyos.

“El suelo al que mayor carga de viviendas le ha dado el Tripartito es justo el que sus propietarios no quieren dedicar al plan de reposición. Es imposible hacerlo peor”, sentencia. 

“Otras cuestiones del plan parcial, como la superficie de dotaciones educativas que prevé o la absoluta ausencia de equipamientos deportivos dentro del futuro barrio también serán analizadas por los populares durante los próximos días”, concluye.   

Fuente:

  • Nota de Prensa del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. 19 feb 19.

sábado, 16 de febrero de 2019

El plan de Las Rehoyas proyecta un aparcamiento junto al parque

La nueva ordenación del barrio que plantea el planeamiento municipal propone la construcción de un estacionamiento subterráneo, en dos plantas, con unas cuatrocientas plazas.

Imagen del apoyo que ofreció Las Rehoyas en Movimiento a los planes del
Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para el barrio, ayer por la tarde.


La propuesta de ordenación de Las Rehoyas que está en exposición pública trata de mejorar las conexiones peatonales de las nuevas viviendas con los espacios libres que se crean en el interior del bario. Esto obliga, entre otras cosas, a suprimir el vial paralelo a Santa Luisa de Marillac y a eliminar la calle Virgen de La Paloma. De este modo, todo el tráfico se encauza a través de Santa Luisa de Marillac y de una red viaria interior que se articula sobre las calles Virgen de Las Angustias, Virgen de Guadalupe y Montejurra.
El planeamiento también resalta la necesidad de mejorar la dotación de aparcamientos, de modo que se propone la construcción de un estacionamiento subterráneo junto al parque de Las Rehoyas, en el espacio que hoy ocupan parte de la calle Virgen de Begoña y la plaza de La Navidad.
«La situación de colindancia con el parque de Las Rehoyas plantea la necesidad de localizar un aparcamiento subterráneo, de fácil acceso desde el exterior del ámbito, para los usuarios de dicho parque», recoge el plan parcial de rehabilitación Rehoyas-Arapiles (APR-01), «por ello, se proponen aparcamientos bajo rasante en los espacios libres».
Se trata del corazón verde alrededor del cual se distribuirán los nuevos bloques de viviendas y que alcanza una superficie de 21.654 metros cuadrados «como elemento de relación entre las dos partes edificadas y entre el parque de Las Rehoyas y los espacios libres del polígono de Cruz de Piedra».
En el plan se añade que «este aparcamiento ayudará a igualar las rasantes entre estos espacios libres y el parque de Las Rehoyas, sin necesidad de rellenar esos cinco o seis metros de diferencia de cota actual, pudiendo tener, en dos plantas bajo rasante, una capacidad de cuatrocientas plazas de aparcamiento».
A esta dotación hay que añadir otras 537 plazas de estacionamiento al aire libre en la nueva red viaria, reservando unas trece para personas con movilidad reducida, de acuerdo con las exigencias legales de garantizar una reserva del 2,5% de la oferta total de aparcamientos para las personas que se encuentran en estas circunstancias.
Por otro lado, y como establece el Plan General de Ordenación, se garantiza un mínimo de una plaza de aparcamiento por vivienda más las que se imponen por los edificios para dotaciones, de forma que los residentes tendrán una «dotación mínima de un total de 1.931 plazas».
Concentración de apoyo

Por otro lado, el colectivo Las Rehoyas en Movimiento protagonizó ayer por la tarde una concentración en favor del plan de reposición que se encuentra ahora en fase de exposición pública para que los ciudadanos presenten alegaciones a lo largo de este mes.
«Nuestra intención es demostrar que hay bastantes vecinos que apoyan la reposición y que sí estamos a favor del proyecto del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria», explicó el portavoz de este colectivo, Adonis Macías.
«Reclamamos a las administraciones que empiecen cuanto antes porque se trata de una necesidad vital», añadió, «hay situaciones en las que da miedo vivir así».
Esta movilización de apoyo al plan parcial se produce después de las manifestaciones organizadas por el colectivo Rehoyas Avanza en los últimos meses contra la inclusión de las viviendas más próximas a la Carretera General del Norte en la reposición.
Para Adonis Macías, los vecinos que piden su exclusión de la renovación urbana de Las Rehoyas «se están precipitando». Para él, el hecho de que la reposición se haya proyectado en dieciséis años y que las viviendas que piden ser respetadas solo se verán afectadas en las últimas fases del plan tendrían que motivar un replanteamiento de sus posturas. «Que esperen y lo vean antes de tomar una decisión tan drástica como el recurso judicial contra la reposición», pidió.

Fuente:

viernes, 15 de febrero de 2019

ANUNCIO: APROBACIÓN INICIAL DEL PLAN PARCIAL DE REHABILITACIÓN “REHOYAS-ARAPILES” (APR-01)

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Área de Gobierno de Ordenación de Urbanismo
Servicio de Urbanismo 
ANUNCIO

688
APROBACIÓN INICIAL DEL PLAN PARCIAL DE REHABILITACIÓN “REHOYAS-ARAPILES” (APR-01)

La Junta de Gobierno de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en sesión ordinaria celebrada el día veinticuatro de enero de dos mil diecinueve, ha procedido a adoptar acuerdo, cuya parte dispositiva recoge:

“Primero. Aprobar inicialmente el Plan Parcial de Rehabilitación “Rehoyas-Arapiles” (APR-01), promovido y formulado de oficio por este Ayuntamiento. 

Segundo. Suspender el otorgamiento de licencias urbanísticas en el ámbito territorial objeto de este Plan Parcial de Rehabilitación, haciendo saber que los efectos de esta suspensión se extinguirán con la aprobación definitiva y, en todo caso, por el transcurso del plazo de dos años desde la aprobación inicial.

No obstante, se podrán tramitar y otorgar licencias a los proyectos adaptados al régimen vigente en el momento de la solicitud, siempre que dicho régimen no haya sido alterado porlas determinaciones propuestas en el instrumento de ordenación en tramitación, o, que habiendo sido alterado, las determinaciones aprobadas inicialmente sean menos restrictivas o limitativas que las del planeamiento en vigor. 

El área de suspensión coincide con la delimitación física del ámbito del APR-01 “Rehoyas-Arapiles”. 

Tercero. Someter el Plan Parcial de Rehabilitación “Rehoyas-Arapiles” (APR-01) al trámite de información pública, mediante Anuncios a insertarse en el Boletín Oficial de la Provincia, Boletín Oficial de Canarias, en un periódico de los de mayor circulación de la provincia y en el Tablón de Anuncios de este Ayuntamiento, así como en su página corporativa, por plazo de UN MES, contado desde el día siguiente a la publicación del anuncio en el Boletín Oficial de Canarias, de conformidad con lo establecido en el artículo 147.3 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Protegidos de Canarias.

En el Anuncio público se referenciarán los datos relativos al lugar de exposición, días y horarios de consulta, así como el portal oficial donde se podrá consultar. 

Cuarto. Dar traslado del expediente para el trámite de consulta a las Administraciones Públicas afectadas, de conformidad con lo establecido en el articulo 147.2 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias. 

Quinto. La aprobación inicial, por tratarse de un acto de trámite, no pone fin a la vía administrativa por lo que no cabe contra el mismo la interposición de recurso, salvo que se entendiese la concurrencia de alguno de los supuestos excepcionales establecidos en el artículo 112 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. 

Contra el acuerdo de suspensión del otorgamiento de licencias urbanísticas se podrá interponer, potestativamente, Recurso de Reposición ante el mismo órgano que lo dictó, o impugnarse directamente ante la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, de conformidad con lo establecido en el artículo 8 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, en el plazo de DOS MESES, en ambos casos, a partir de la publicación del acuerdo, haciéndose constar que una vez interpuesto el Recurso de Reposición no se podrá formular Recurso Contencioso-Administrativo hasta que aquél sea resuelto expresamente o se haya producido su desestimación presunta, en cuyo caso el plazo para la interposición del RecursoContencioso-Administrativo será de SEIS MESES contado a partir del día siguiente al que se produzca el acto presunto.”

El expediente administrativo y el documento técnico se someten a información pública por el plazo de UN MES, computado a partir de la publicación del presente Anuncio en el Boletín Oficial de Canarias, de conformidad con lo establecido en el artículo 147.3 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias.

Dicha documentación podrá ser examinada en horario laborable -de 08:00 a 14:00 horas-, en la Oficina Municipal de Información del Plan de Reposición de las Rehoyas-Arapiles, ubicada en la Biblioteca del CEIP LASREHOYAS (antiguo Colegio José Calvo Sotelo) situado en la calle Montejurra, número 1, barrio Las Rehoyas, de esta ciudad, y, formular, en su caso, las alegaciones que se consideren oportunas.

Asimismo, se podrá consultar accediendo al Portal oficial de este Ayuntamiento, con dirección electrónica www.laspalmasgc.es, a través del enlace existente en el Área de Urbanismo. 

Lo que se publica, para general conocimiento, en el Boletín Oficial de Canarias, Boletín Oficial de la Provincia de Las Palmas, Tablón de Anuncios Municipal, prensa local y página corporativa www.laspalmasgc.es

Las Palmas de Gran Canaria, a cinco de febrero de dos mil diecinueve.

EL CONCEJAL DE GOBIERNO DEL ÁREADE URBANISMO (Decreto número 19957/2015, de 22 de junio), Javier Erasmo Doreste Zamora.

17.298

El plan de Las Rehoyas tardará 16 años y sube hasta los 10 pisos

15/02/2019

El cambio del barrio requerirá de cuatro trienios de obras. El proyecto, en exposición pública, plantea un bloque de diez alturas en Santa Luisa de Marillac. Los edificios más altos se concentran sobre el grupo de las 322 viviendas, donde se concentra el rechazo al proyecto


Javier Darriba

El plan parcial de rehabilitación Rehoyas-Arapiles ha salido a exposición pública para que los ciudadanos interesados puedan presentar las alegaciones que consideren oportunas a lo largo de un mes.

La propuesta supone la disposición de las viviendas -de las 2.558 actuales se quedan en la zona 1.766 más 148 en el parque- en torno a un gran espacio verde central en el que irá el nuevo colegio y buena parte de las dotaciones de las que carece el barrio.

La transformación se ha proyectado en dieciséis años, aunque las dos experiencias anteriores de reposición en la ciudad demuestran que las previsiones siempre se quedan cortas. Así ocurrió en El Polvorín, que al final requirió 17 años para 842 viviendas- o en Tamaraceite, que debía haber acabado en 2014 y todavía sigue en marcha.

Además, el proceso de Las Rehoyas podría complicarse más por el hecho de que una parte de los vecinos se opone a la reposición y ya ha anunciado un recurso judicial que podría por paralizar la renovación.

En todo caso, el plan distribuye las actuaciones en cuatro cuatrienios: en el primero, se construyen 456 viviendas sobre parte de Santa Luisa de Marillac, de Santa María de la Cabeza, de la cancha del colegio actual y en los lindes con Schamann y Cruz de Piedra. En estos cuatro años se demuelen 576 viviendas de la parte alta del barrio.

En el segundo cuatrienio se ejecutarán 797 pisos, renovándolos en las zonas de Schamann y Cruz de Piedra, así como la parte más alta de la Carretera General del Norte. En ese tiempo se tirarán 1.245 casas, tanto de los lindes como del centro de Las Rehoyas.

Para el tercer cuatrienio se espera tener ya el nuevo colegio y se proyecta la construcción de 156 viviendas, básicamente en la parte alta de Santa Luisa de Marillac. Aquí solo se tiran 210 viviendas en el entorno de Virgen de Las Angustias.

Y para el último cuatrienio se remataría el plan con 357 viviendas en la parte de la Carretera General del Norte más próxima al parque de Las Rehoyas. En este caso, caerán bajo la piqueta 451 pisos.

Hay que recordar que la obra se divide en diez fases diferentes, a las que hay que añadir una previa, que consiste en la construcción de un edificio de 148 pisos sobre el parque de Las Rehoyas y la demolición de otros tantos en Santa Luisa de Marillac (bloques 15 y 16) y Santa María de la Cabeza (bloque 10).

El hecho de que el barrio se esponje supondrá también que algunos bloques crezcan en altura. Así la nueva configuración de Las Rehoyas verá edificios de entre cinco y diez pisos.

El bloque más alto estará en la calle Santa Luisa de Marillac, frente a la actual plaza del Escorial, con diez plantas, de las que ocho son de viviendas y dos son de uso dotacional. Aquí irán setenta pisos.

En todo caso, un 35% de las viviendas repuestas (624) se distribuirán en bloques de cinco plantas; un 22% (394) irán en edificios de siete pisos; un 20% (348) se distribuirán en ocho alturas; un 19% (330) en bloques de nueve pisos; y un 4% (70) en el citado de diez plantas.

Curiosamente, la zona donde se encuentra la mayor resistencia a la reposición, puesto que son viviendas que no pertenecen al patronato Francisco Franco, acoge tres inmuebles de nueve alturas; otros tres de ocho; y tres más de siete. Irán en sentido descendente, desde la rotonda hacia el parque.

Usos y concentraciones

Los bajos de los edificios de las quince parcelas en que se ha distribuido el plan de reposición de Las Rehoyas incluyen locales para pequeño comercio, pequeña industria, talleres, oficinas o uso de ocio y recreativo.

La mayoría de estos casos se concentra en los nueve bloques que se van a levantar en paralelo a la Carretera General del Norte, así como los que están junto al colegio Néstor de La Torre y en la unión de Farmacéutico Pedro Rivero y Joaquín Belón. También se ha reservado espacio en la planta baja de los nuevos edificios en la parte alta del barrio (hacia Schamann) y en una parte de uno de los dos inmuebles que se levantarán sobre el actual colegio.

En cuanto a los usos dotacionales -como equipamientos comunitarios, sociosanitarios o de oficinas- se reservan dos alturas en el edificio de diez plantas; y tres, en el caso de la parcela destinada a viviendas entre Santa Luisa de Marillac y Santa María de la Cabeza.

Por lo que respecta a la acumulación de viviendas por parcela, la que está señalada con el número 14 dentro del plan parcial de rehabilitación Rehoyas-Arapiles es la que concentra mayor número de pisos, con 156 viviendas. Se trata de uno de los inmuebles que se construirá sobre una parte del actual colegio de infantil y primaria Las Rehoyas. Es una parcela que tiene 2.232 metros cuadrados de superficie.

En cambio, la finca con menos viviendas es la que se encuentra registrada con el número 1 y que está ubicada en la cuña que forman las calles Agustina de Aragón y Virgen de Guadalupe. Sobre esta parcela de 598 metros cuadrados se distribuirán 30 viviendas.

En cuanto al solar donde se levantará el edificio más alto de cuantos han sido proyectados en el plan de reposición -el de diez plantas-, tiene una superficie de 872 metros cuadrados, sobre los cuales se construirán setenta viviendas.

Respecto a las alternativas fuera del ámbito de la reposición se encuentran las de Lomo Apolinario, Doctor Chiscano, Pepe Gonçalvez, Las Torres, Tamaraceite Sur y León y Castillo.

Fuente:

jueves, 14 de febrero de 2019

El consistorio compra casas en venta en Las Rehoyas para evitar la especulación

El Ayuntamiento ya es propietario de 56 viviendas, que serán reconstruidas y ofrece adquirirlas a precio de catastro * El barrio tiene 12 inmuebles en manos de bancos.

Teresa García
Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de la capital grancanaria pretende adquirir todas las casas que se están vendiendo en el barrio de Las Rehoyas, pero a precio de catastro, como una forma de atajar el fenómeno especulativo que ha generado la reconstrucción del barrio, cuyo arranque sólo está pendiente, según el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, de la aprobación definitiva del plan parcial de rehabilitación de Las Rehoyas que ahora está en periodo de información pública. El valor catastral al que el consistorio está dispuesto a comprar los inmuebles oscila entre los 28000 y los 30000 euros, una cantidad bastante inferior a la que se está pidiendo por la media docena de casas que están en venta y que oscila entre los 40000 de los bloques más viejos y los 65000 de los que están más cerca de la carretera general del norte. Los vecinos aseguran que la mayoría de los que querían vender ya lo han hecho en los últimos años.

Así las cosas, la mayoría del medio centenar de viviendas que tiene el Ayuntamiento en propiedad tienen que ver con aquellos casos, cuyos titulares no quisieron en su día acceder a la propiedad de sus hogares y optaron por seguir en régimen de alquiler social.

“El Ayuntamiento ha ido comprando una doce a precio de catastro, dependiendo también del estado en que se encuentran. La gente vende a veces porque la casa es heredada y los hermanos no se ponen de acuerdo. Cuando detectamos que quieren vender se las compramos”, explica Javier Doreste, que añade que no siempre está el fenómeno especulativo detrás de las ventas. “Algunos las venden porque necesitan el dinero y otros porque no les hace falta. Ahí donde podemos entrar y comprar, lo hacemos”, aclara.

La mayoría de las casas del Ayuntamiento están ocupadas. Solo unas dos están vacías y tapiadas por el mal estado en que se encuentran. “A lo largo del mandato ha habido dos o tres familias que nos pidieron arreglar las casas municipales que estaban vacías para vivir en ellas y se les dijo que sí. En esos casos se les hace un contrato y no pagan alquiler durante seis meses, porque han arreglado la vivienda.

Está previsto que la totalidad de las 56 casas municipales de Las Rehoyas sean reconstruidas, aunque no tengan inquilinos, y se ofrecerán después en alquiler social. “Los que están ahora en alquiler, seguirán en las nuevas en las mismas circunstancias”, señala.

Bancos

Según el cuestionario realizado por los técnicos de la Concejalía de Urbanismo y Vivienda, en el barrio hay un total de 12 casas en manos de inmobiliarias y bancos que se han hecho con ellas en los últimos años. Los técnicos calculan que hay un centenar de viviendas particulares alquiladas por sus propietarios, aunque a través de la encuesta sólo se han detectado un total de 42.

También se han detectado siete casas que han sido ocupadas de manera irregular por familias y otras 35 que están vacías. En estos 42 casos, el Ayuntamiento iniciará un procedimiento para localizar al propietario. Si este no aparece, la vivienda pasa a manos del Ayuntamiento. Por otro lado, se ha encontrado un grupo de 14 viviendas afectadas por una situación especial, debido a los conflictos que existen entre herederos.

Todos estos casos forman parte de los 455 titulares de viviendasde Las Rehoyas-Arapiles, de un total de 2558, que no han sido entrevistados. En este casi medio millar seincluye un número de 301 que no han sido localizados y 44 que no han querido participar en la encuesta.

En total, han sido entrevistadas 2103 familias, de los cuales el 78,03% (1641) se han mostrado de acuerdo con la reposición y el 10,03% (211), en contra. Un 4,09% (86) dice que no le gustaría pero tiene que hacerlo y un 6,37% (134) afirma que “depende”.

La mayoría de los que se oponen a la reposición viven en las 322 viviendas de la carretera general del Norte, aunque tanto en esta parte del barrio como en las 720 viviendas, la mayoría es favorable a la reposición.

Ayer tuvo lujar una reunión de la mesa de seguimiento con la plataforma vecinal Rehoyas-Arapiles, a la que fueron invitados la asociación Rehoyas Avanza y la plataforma Rehoyas en Movimiento, para intentar consensuar un documento final en el que se amarren todas las cuestiones que quedan pendientes.

Entre esas cuestiones figura, según Doreste, la fijación de un precio de venta de los pisos nuevos en aquellos casos excepcionales en los que el propietario se vea obligado a abandonar la casa porque ha encontrado trabajo fuera de la isla u otra especial circunstancia. El Ayuntamiento se arroga el derecho de tanteo durante los primeros años. “Si se ha pagado 1000 euros por la nueva vivienda, que valdrá 140000 euros frente a los 30000 que costaba la vieja, no se va a comprar con dinero público por ese dinero.

“Compraremos a precio de catastro y tenemos que acordar esa fórmula”, indicó el edil. En cuanto a los que se oponen a la reposición, Doreste continua diciendo que se compromete a sacar del plan a esas casas, en el caso de que dentro de cuatro o cinco años sigan oponiéndose. “Les decimos que no renuncien ahora porque a lo mejor dentro de cuatro o cinco años, les interesa la reposición”, señaló el concejal, que descarta realizar la consulta popular que reclama la plataforma Rehoyas-Arapiles. “Ya se ha consultado a la gente uno por uno”, zanjó.

Fuente:

  • La Provincia - Diario de Las Palmas

martes, 12 de febrero de 2019

Un total de 3.459 vecinos esperan por un piso público en la ciudad

Uno de cada cuatro demandantes de pisos protegidos de promoción pública de Canarias vive en la capital grancanaria. Con el suelo que tiene a su disposición el Gobierno autónomo en la ciudad, solo se cubren un 3% de las necesidades reales de acceso a la vivienda

10/02/2019

En torno a un 25% de todos los demandantes de pisos protegidos de promoción que hay en Canarias es vecino de la capital grancanaria. Las instituciones tienen la obligación de garantizar el acceso a una vivienda digna a un total de 4.727 personas que configuran las listas de demandantes de las diferentes modalidades de vivienda protegida.



De acuerdo con los datos facilitados por el Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias, del conjunto de 4.727 demandantes, un total de 3.437 ciudadanos optan a un piso protegido de promoción pública en la modalidad de alquiler; otros veintidós demandan una vivienda protegida de promoción pública en la modalidad de propiedad; unos 610 reclaman una vivienda protegida de promoción privada en régimen de alquiler; y los últimos 658 optan a una vivienda protegida de promoción privada en propiedad.

Con este nivel de demanda, y centrando el foco en los 3.459 demandantes de pisos de promoción pública, la disponibilidad de suelo que ofrece la capital grancanaria para la construcción de viviendas públicas alcanza solo el 3% de las necesidades reales de acceder a una casa. Hay que recordar que el Gobierno de Canarias solo tiene a su disposición tres solares para la construcción de viviendas: uno en la Vega de San José para unas veinte casas; otro en Las Mesas, para unos cincuenta; y un tercero en la calle Reyes Católicos, en Vegueta, con capacidad para albergar unas treinta.

A concurso

La Consejería de Vivienda del Gobierno de Canarias ha iniciado ya el procedimiento para la redacción de los proyectos de las tres promociones de vivienda pública, con lo que se espera que este mismo año se saque el concurso de la obra. La directora del Instituto Canario de la Vivienda, Pino de León, dijo a este periódico que confiaba en que se pudiera adjudicar este año.

El problema es que ni siquiera con los cálculos hechos por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que aseguraba haber puesto a disposición del Ejecutivo suelo suficiente para la construcción de unas 2.000 viviendas, se podría cubrir todas las necesidades de vivienda pública que tienen los ciudadanos de la capital.

El Gobierno de Canarias es la institución que tiene las competencias para construir el parque público de viviendas, pero para ello necesita de la cesión gratuita de suelo por parte de los diferentes municipios.

En los últimos diez años, el Ejecutivo autónomo no ha construido ni una vivienda pública como consecuencia de la crisis y los recortes económicos, que privaron al Ejecutivo autónomo de un plan de financiación estable para acometer la construcción de viviendas.

Las dos últimas promociones entregadas en la capital grancanaria fueron puestas a disposición de los beneficiarios en 2015: una en Las Torres, con 57 pisos; y otra en Jinámar, con 58.

El impulso de nuevas promociones de vivienda protegida necesita de la colaboración del Consistorio capitalino para la cesión de suelo. Hasta el momento, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, se ha negado a ceder más fincas al Gobierno de Canarias hasta que no se concreten los proyectos en el nuevo plan canario de vivienda, ya que hacerlo sin fechas de actuación podría acabar retrasando los planes de reposición que hay en marcha.

Fuente:

domingo, 10 de febrero de 2019

Las Rehoyas exige una consulta para diseñar el barrio

Los vecinos creen que el Ayuntamiento «actuó mal» al aprobar el inicio de la tramitación del plan de reposición sin terminar el debate ciudadano

10/02/2019 - Javier Darriba @DarribaJavier - Las Palmas de Gran Canaria
Imagen de la reunión de la mesa técnica sobre la reposición del conjunto Las Rehoyas-Arapiles celebrada el pasado 23 de enero.

La plataforma vecinal Rehoyas-Arapiles reclamó al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, que mantenga «la propuesta de convocatoria de una consulta popular» para que los vecinos puedan definir el modelo de barrio que quieren, el tipo de edificios que se construye y las condiciones contractuales que se aplican al plan de reposición.

«Una cosa es que la mayoría de los propietarios quieran la reposición de sus viviendas y otra cosa distinta es que la mayoría acepte que la actuación sea con base a la propuesta definitiva consensuada», determinan los vecinos en una nueva circular.

Exigen además que el modelo definitivo, el que surja del debate vecinal, se plasme por escrito en un documento para que las sucesivas corporaciones se atengan a esta hoja de ruta.

«Lógicamente, si el Ayuntamiento no acepta asumir como propio dicho documento y darle validez, la plataforma vecinal Rehoyas-Arapiles no validará, ni legitimará este proceso de debate de participación vecinal, pues entenderíamos que un debate sin unas conclusiones escritas, aprobadas por el propio Ayuntamiento» supondría dejar el plan al libre albedrío del Consistorio, provocando «una indefensión total para los vecinos».

Por eso mismo, consideran que el Ayuntamiento «ha actuado mal» al aprobar de manera inicial el plan parcial de rehabilitación Rehoyas-Arapiles «sin haber concluido el debate con una propuesta consensuada de la mesa de seguimiento». Esto deja el plan, según su opinión, «en una incertidumbre».

La asociación también respeta que la plataforma Rehoyas Avanza -que se opone al proceso- anuncie que acudirá a los tribunales para que sus casas sean excluidas, pero recuerda que el interés general por utilidad pública puede aplicarse en este caso, de modo que «o aceptan la reposición, o se les expropia e indemniza».

«No vemos posibilidades de que quienes no quieran la reposición puedan ser excluidos», dicen en relación al apoyo al plan superior al 60% que establece la ley. En todo caso, aseguran que se «tratará de evitar la judicialización por el bien del barrio».

Fuente: