"REHOYAS AVANZA" - ASOCIACIÓN DE VECINOS
BANKIA- IBAN: ES48 2038 7225 4860 0069 8215



CONCEJAL JAVIER DORESTE ¡¡¡ DIMISIÓN !!!

miércoles, 24 de octubre de 2018

La fase de reposición de Las Rehoyas tendrá un plan formativo

¿ ADOCTRINAMIENTO POPULAR...
- dirigido por una concejalía podemita -
...DESDE EL AYUNTAMIENTO ?
- - - 0 - - -

La tenencia responsable de mascotas, la gestión de comunidades, la comunicación y el rap son algunos de los contenidos de las actividades del proyecto que se desarrollará en el barrio.

24/10/2018 - CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, presentó junto al concejal de Distrito Ciudad Alta, Mario Regidor y el sociólogo y periodista, Federico González, el proyecto formativo denominado Enrehóyate. La iniciativa puesta en marcha por el área de Urbanismo en colaboración con la empresa El Caballero de Paris Comunicación SL, que forma parte del Plan de Rehabilitación del barrio de Las Rehoyas que está impulsando el Consistorio en colaboración con los residentes, consiste en un proyecto de microespacios de aprendizaje común gratuitos para los vecinos de Los Arapiles y Las Rehoyas, encaminados a proporcionar a los ciudadanos las mejores herramientas comunes para la convivencia e incentivar la relación entre los propios vecinos.

Los talleres, que se desarrollarán entre el 19 de octubre y el 23 de noviembre, y a los que se espera asistan más de medio centenar de participantes, serán impartidos por profesionales y vecinos cuya vivienda familiar, donde han crecido, se encuentra en el barrio de Las Rehoyas. Las actividades tienen una duración de 8 horas, divididas en cuatro sesiones de 2 horas cada una.

Doreste señaló que «hemos creído conveniente que el Plan de Reposición de Las Rehoyas que estamos impulsando de forma pionera con la colaboración de los vecinos, además de contar con aspectos urbanísticos, incluyera cuestiones sociales como informes, encuestas o algún tipo de proyecto formativo que responde a una demanda de los residentes».

Mario Regidor por su parte explicó que «asesorar a los ciudadanos en aspectos como la gestión de las comunidades nos parece un acierto ya que es una demanda muy generalizada por los vecinos. De hecho, nos estamos planteando la idea de extenderlo a otros barrios de Ciudad Alta».

Federico González, por su lado, indicó que «este proyecto formativo que será llevado a cabo por profesionales vinculados al barrio, y que responde a una demanda de los residentes del barrio, aporta una parte del componente social que contiene el proceso de reforma urbana que está llevando a cabo el Ayuntamiento».

El concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, presentó junto al concejal de Distrito Ciudad Alta, Mario Regidor y el sociólogo y periodista, Federico González, el proyecto formativo denominado Enrehóyate. La iniciativa puesta en marcha por el área de Urbanismo en colaboración con la empresa El Caballero de Paris Comunicación SL, que forma parte del Plan de Rehabilitación del barrio de Las Rehoyas que está impulsando el Consistorio en colaboración con los residentes, consiste en un proyecto de microespacios de aprendizaje común gratuitos para los vecinos de Los Arapiles y Las Rehoyas, encaminados a proporcionar a los ciudadanos las mejores herramientas comunes para la convivencia e incentivar la relación entre los propios vecinos.

Los talleres, que se desarrollarán entre el 19 de octubre y el 23 de noviembre, y a los que se espera asistan más de medio centenar de participantes, serán impartidos por profesionales y vecinos cuya vivienda familiar, donde han crecido, se encuentra en el barrio de Las Rehoyas. Las actividades tienen una duración de 8 horas, divididas en cuatro sesiones de 2 horas cada una.

Doreste señaló que «hemos creído conveniente que el Plan de Reposición de Las Rehoyas que estamos impulsando de forma pionera con la colaboración de los vecinos, además de contar con aspectos urbanísticos, incluyera cuestiones sociales como informes, encuestas o algún tipo de proyecto formativo que responde a una demanda de los residentes».

Mario Regidor por su parte explicó que «asesorar a los ciudadanos en aspectos como la gestión de las comunidades nos parece un acierto ya que es una demanda muy generalizada por los vecinos. De hecho, nos estamos planteando la idea de extenderlo a otros barrios de Ciudad Alta».

Federico González, por su lado, indicó que «este proyecto formativo que será llevado a cabo por profesionales vinculados al barrio, y que responde a una demanda de los residentes del barrio, aporta una parte del componente social que contiene el proceso de reforma urbana que está llevando a cabo el Ayuntamiento».

Fuente:

domingo, 7 de octubre de 2018

Modelo de pancarta...

Nos sirve tanto para el exterior de la ventana como para salir con ella si tenemos que hacer alguna manifestación...

Pulsar sobre la imagen deseada para verla a mayor tamaño



miércoles, 3 de octubre de 2018

El cambio de casa en Las Rehoyas costará mil euros a los vecinos

(MENTIRAS -MUNICIPALES- ARRIESGADAS)

03/10/2018


El cambio de casa en Las Rehoyas costará a los vecinos entre trescientos euros (si prefieren que su nuevo piso mantenga los 47 metros cuadrados de superficie) y mil euros (si se opta por pasar de los 47 actuales a 67 metros cuadrados). A ello habrá que sumar la notaría y el alta de la luz y el agua.


Recreación de cómo encajará el nuevo edificio que se ubicará a costa del parque de San Telmo. (de Las Rehoyas, querrán decir)

El cambio de las casas viejas de Las Rehoyas por pisos nuevos y, en general, de mayores dimensiones, obligará a los beneficiarios del plan de reposición a desembolsar unos mil euros. En las encuestas piso a piso que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está elaborando en el barrio, para conocer la posición de cada vecino, se ha preguntado sobre dos posibilidades: mantener la misma superficie habitacional -los 47 metros cuadrados-, que exigiría un pago de trescientos euros; o bien optar por una casa de mayores dimensiones -veinte metros cuadrados más-, que elevaría la obligación de pagar hasta los mil euros.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aseguró que la parte que tienen que pagar los beneficiarios del plan de reposición de Las Rehoyas -más de dos mil familias- se justifica por el hecho de que se les ofrece una vivienda nueva y, como añadido, porque en muchos casos será un piso de mayores dimensiones.
Aún así, detalló que el importe que deben afrontar los vecinos es solo una mínima contribución si se tiene en cuenta que si se aplicara el precio de mercado, solo el aumento de veinte metros cuadrados que se plantea como norma básica en el plan de reposición de Las Rehoyas podría costarles unos 25.000 euros. «De esta manera, los vecinos ponen mil euros y las instituciones asumimos el resto», aclaró el concejal de Urbanismo.
Para personas solas

Javier Doreste detalló que la opción de mantener pisos con 47 metros cuadrados de superficie se plantea como una posibilidad para aquellas unidades familiares formadas por una persona o dos que no deseen tener una vivienda más amplia. «Hay gente que no quiere mudarse a casas de 67 metros cuadrados porque les parece que son muy grandes y prefieren que la casa nueva tenga 47 metros cuadrados», informó el edil, «suele ser gente que vive sola y para eso estamos haciendo la encuesta, para conocer las demandas de toda la gente».

El pago «es obligatorio por ley» pero el Ayuntamiento no descarta «abrir una línea de créditos o una vía de negociación» para aquellas personas que no pueden afrontar estas cuotas. Para estos casos, el concejal de Urbanismo indicó que se articulará un estudio socioeconómico de la familia o persona beneficiada que podría cristalizar en la posibilidad de fraccionar el pago o bien de que se mantengan en la vivienda en cuestión como un alquiler social. «Lo que está claro es que nadie se va a quedar sin vivienda», sentenció Javier Doreste.

El problema no se circunscribe, en cualquier caso, a los mil euros porque los vecinos en cuestión también deben afrontar los gastos de la escritura y el alta en el suministro de la energía eléctrica y del agua de las nuevas viviendas, algo que podrían rondar otros 350 euros adicionales por familia. Con ello, el cambio de casa podría estar entre los 700 y los 1.400 euros aproximadamente.

El concejal de Urbanismo recuerda, en todo caso, que los gastos de notaría para las escrituras de este tipo de viviendas no pueden superar los ochenta euros. Ya en el caso del plan de reposición de Tamaraceite se produjeron varios casos en los que las facturas de la notaría rondaron los doscientos euros, lo que hizo que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria enviara una queja formal por escrito al Ilustre Colegio Notarial de las Islas Canarias.

La opción del alquiler social también se ha aplicado ya en Tamaraceite, donde el litigio de tres hermanos por una vivienda acabó con la compra de la casa por parte del Consistorio capitalino y su puesta a disposición de uno de ellos como un alquiler solidario.

Fuente: