"REHOYAS AVANZA" - ASOCIACIÓN DE VECINOS
BANKIA- IBAN: ES48 2038 7225 4860 0069 8215



CONCEJAL JAVIER DORESTE ¡¡¡ DIMISIÓN !!!

viernes, 27 de diciembre de 2019

Doreste, indolente con el Plan Las Rehoyas, no escucha

Redacción 
Viernes, 27 de Diciembre de 2019 


Expulsa a 643 familias y edifica 2.000 viviendas en 23 edificios



La indolencia y soberbia que no respeta el derecho de personas y familias a su propiedad, es impropio de un ayuntamiento democrático.



El Concejal Delegado de Urbanismo, Javier Doreste, de Podemos Las Palmas se ha mantenido firme en su proyecto definitivo para Las Rehoyas, en las que se construirán 1.915 viviendas nuevas en 25 edificios (a razón de 80 viviendas por Bloque) y que conlleva la expulsión de 643 familias que tendrán que ir a otros barrios donde se les construirá sus viviendas. 

El Pleno Municipal ha ratificado este Plan, y se ha mostrado sordo a las quejas vecinales sobre los excesos de la planificación urbanística que no se ha detenido en miramientos sobre los derechos de personas y familias que se niegan a que su propiedad sea derribada o que tenga que abandonar el barrio, por una decisión excesiva y desproporcionada. 

La conducta del responsable político de Podemos, el Concejal Doreste y la del Alcalde Augusto Hidalgo, ha sido la indolencia y la soberbia de quienes están en el poder y lo ostentan convencidos de estar en posesión de la verdad y la razón para organizar la ciudad, sin miramiento a otros planteamientos de los propios afectados. 

En esta ocasión, parece que el pasado de extrema izquierda del actual alcalde, va en sintonía con su socio de gobierno, por cuanto se niegan a escuchar cualquier alternativa que no sea la decisión ya tomadas por ellos mismos. 

Lejos quedan los tiempos de 1993-94, en que con otro alcalde Socialista, como Emilio Mayoral, se emprendió la Reposición de las viviendas del Polvorín y la Rehabilitación de las Viviendas del extinto Patronato Francisco Franco, con una gran cualidad del respeto por todos y cada uno de los vecinos, teniendo en cuenta las circunstancias y deseos de cada familia. 

Parece que vivimos otros tiempos y otros políticos que parecen salido de tiempos olvidados de radicalismo y autoritarismo. 

Nota Informativa del Gabinete Prensa Ayto LPGC 

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, iniciará la construcción de los dos primeros edificios del Plan Parcial de Reposición Las Rehoyas-Arapiles a lo largo del primer semestre del próximo año. 

Así lo ha señalado el edil de Urbanismo, Javier Doreste, quien ha recordado que “ambos inmuebles pueden comenzar a levantarse en los próximos meses, ya que están fuera del ámbito del Plan. Nuestra idea es prefinanciarlos, tal como hicimos en el Plan de Reposición de Tamaraceite y buscar posteriormente financiación en otras administraciones para recuperar la inversión”. 

El primero de los dos edificios que comenzará a edificar el Consistorio el próximo año, y que cuenta con 148 viviendas, está situado junto al parking del parque de Las Rehoyas. El segundo inmueble, que dispone de 152 viviendas, está situado en la calle Doctor Chiscano. El Ayuntamiento inició el pasado mes de mayo el procedimiento de adjudicación de las viviendas de nueva construcción. 

Las viviendas pertenecientes a los dos edificios disponen de superficies que se sitúan entre los 70 y los 86 metros cuadrados construidos, y tienen entre 2 y tres dormitorios. Los inmuebles incluyen dos viviendas adaptadas a personas con movilidad reducida. 

El Ayuntamiento, que dispone de 12 millones de euros para poder iniciar el proceso de transformación urbanística en Las Rehoyas, aprobó en el pleno municipal celebrado hoy, someter el Plan de reposición al órgano municipal ambiental, con los cambios introducidos en el nuevo documento atendiendo a las demandas de los vecinos. 

El diseño definitivo del Plan, que el Consistorio presentó recientemente a los vecinos en la Mesa de Seguimiento de Las Rehoyas, contempla la construcción de 23 edificios con 1.915 viviendas en torno a un gran espacio verde central, que tendrá una superficie de 68.503 metros cuadrados, que se sumará al parque de Las Rehoyas. Las 643 viviendas restantes se construirán fuera del barrio. 

Los cambios introducidos en el Plan más importantes atendiendo a los demandas vecinales y las alegaciones han sido los siguientes: cambiar la orientación de los edificios situados más próximos a la carretera general del Norte, de tal manera que ahora los inmuebles se dispondrán en paralelo a la carretera. El Consistorio construirá en esa zona cuatro edificios en lugar de los nueve iniciales.

Urbanismo también ha modificado los edificios más próximos al barrio de Cruz de Piedra, eliminando los patios interiores. En cuanto al campo de fútbol situado junto al parking del parque, se desplaza ligeramente hacia el norte del parque y posteriormente se eliminará, ya que el consistorio construirá cinco nuevos campos de fútbol repartidos por el municipio, permitiendo que aumente la superficie del Parque de Las Rehoyas. 

El documento contempla la construcción del nuevo colegio y de locales sociales en el centro del barrio, tal como solicitaron los vecinos. El plan contempla 21.405 metros cuadrados de nuevas dotaciones en el barrio y 11.891 metros cuadrados de superficies comerciales, ya que el consistorio construirá locales en los bajos de los edificios para fomentar el pequeño comercio en la zona. 

El Ayuntamiento también ha puesto en marcha otras iniciativas de tipo social en la zona, también atendiendo a las demandas de los vecinos, como la iniciativa denominada Plan Coopera, que pretende facilitar la formación de forma gratuita a 30 personas para que creen cooperativas de trabajo asociado y así se pueda combatir el desempleo en el barrio. 

La Encuesta de Opinión realizada por el área de Urbanismo a los titulares de las viviendas con respecto al Plan de Reposición Rehoyas-Arapiles, estableció en una de sus conclusiones más importantes, que el 80 por ciento de los propietarios deseaban que se llevara a cabo dicho Plan.

El Plan de Reposición de las Rehoyas plantea la sustitución de más de 2.500 viviendas actuales por 1.905 nuevos hogares en el barrio mientras otros 643 se construirán en la Feria, junto al Hospital Doctor Negrín y Casablanca III.

Fuente:

martes, 17 de diciembre de 2019

Augusto, pan y circo

17/12/2019 

David Ojeda 

Como Augusto, heredero de Julio César en Roma, sepultó la República y fundó el Imperio en un triunvirato con Lépido y Marco Antonio, Hidalgo, de nombre también Augusto y por ende también heredero, parece compartir aspiraciones mesiánicas sobre el trono del tripartito junto a Doreste y Quevedo. 

«El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria parece tocado por la verdad de las urnas» 

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria parece haber sido tocado por la verdad de las urnas, esas que sin discusión le permitieron renovar mandato al frente de la ciudad, y le colocaron en la poltrona de la soberbia. Lo dicen incluso dentro de su partido, donde no hace mucho le construyeron un enemigo que le arrebató el poder de la agrupación municipal. 

En esa poltrona, donde los relatos se suelen cincelar con inversión publicitaria, se puede contar la cara de la historia que al plenipotente líder se le ocurra. Se puede presumir con fanfarrias de las aperturas de Mesa y López y Luis Morote, como se puede esconder, no para los sufridos ciudadanos, que ambos proyectos son la muestra de un fracaso de gestión, que acumularon retrasos y triplicaron el tiempo de ejecución. Sepultando a los comercios y llevando a la desesperación a los vecinos. 

Se puede hablar del taller de megayates, comparando la infraestructura menor del Muelle Deportivo con la que quieren colar en El Refugio. Y mentir, como hizo el pasado domingo en este periódico, sobre sus dimensiones. Que son mucho mayores. 

Y se pueden relativizar los problemas en la reposición de Las Rehoyas, diciendo que total, para los años que quedan para culminar las obras, qué más da otro retraso en el comienzo por una chapucera gestión en la que se caducó el informe ambiental pertinente. 

Todo alentado por los que le asesoran y gritan pan y circo. 

Fuente:

El Gobierno censuró los cambios en la reposición de Las Rehoyas

17/12/2019

David Ojeda
Juan Carlos Alonso
Las Palmas de Gran Canaria

En la imagen una de las zonas de Las Rehoyas

Política Territorial informó «desfavorablemente» de las variaciones introducidas por el Ayuntamiento en la rehabilitación del barrio al añadir modificaciones, como el edificio sobre el campo de fútbol, una vez conseguida superar la evaluación ambiental estratégica de la Cotmac. 

El Gobierno de Canarias, en un documento rubricado por el director general de Ordenación del Territorio, emitió el pasado mes de abril un informe «desfavorable» a la aprobación del Plan Parcial de Rehabilitación Rehoyas- Arapiles, que en estos momentos tiene que volver a la casilla de salida al caducar en unas semanas la evaluación ambiental estratégica aprobada por la Cotmac en enero de 2016. 

Este informe del Ejecutivo regional, precisamente, se centra en las contradicciones que suponen las variaciones en el proyecto inicial y que fueron impulsadas después de la elaboración del documento original por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Como, por ejemplo, el edificio de siete plantas que se quiere construir sobre el actual campo de fútbol de la zona verde del barrio. 

El texto de Ordenación del Territorio refiere que tiene que informar «desfavorablemente, ya que la propuesta sometida a aprobación inicial no coincide con la propuesta sometida al trámite de evaluación ambiental estratégica que fue objeto del informe ambiental de enero de 2016». 

Durante el transcurso del proceso de reposición de Las Rehoyas, que afecta a más de 2.500 viviendas del popular barrio de la capital, se han ido incorporando cambios al expediente urbanístico en relación a toda la documentación aportada por el Ayuntamiento, entonces con Juan José Cardona (PP) al mando, el 26 de marzo de 2015 y que realmente vio el visto bueno de la Cotmac el 23 de diciembre del mismo año. 

Este año, después de que el Ayuntamiento consiguiera el pesado mes de enero la aprobación inicial de la rehabilitación, se solicitó a Ordenación del Territorio la justificación de coherencia con el estudio ambiental estratégico. Según el gobierno de la ciudad, estas modificaciones fueron «derivadas de las sugerencias presentadas por los vecinos». 

Ese es el instante en el que empiezan a aparecer objeciones al texto. Ya que el informe de Política Territorial subraya que «el expediente administrativo remitido –por el Ayuntamiento– carece de documentación de vital importancia para informar con todas las garantías». 

Política Territorial se sorprende de que no consten alegaciones 

En las consideraciones jurídicas al respecto, Ordenación del Territorio señala que «resulta llamativo que siendo todos los informes favorables y no constar alegaciones/sugerencias al borrador del Plan Parcial y al documento ambiental estratégico se han producido ajustes puntuales a la propuesta sujeta a la evaluación ambiental simplificada en el documento». 

Entre esas cuestiones, se aborda la reubicación del colegio Las Rehoyas a la zona central y cambio de uso de la parcela por uso residencial y espacio libre. 

Cambios notables

El texto de Ordenación del Territorio asegura que «la propuesta aprobada inicialmente varía de forma considerable la propuesta evaluada en el documento ambiental y que objeto del informe ambiental estratégico. También es de mencionar que la propuesta aprobada inicialmente tampoco fue tomada en consideración en ninguna de las alternativas planteadas en el documento ambiental estratégico», rematando que «por lo tanto se considera que la propuesta aprobada inicialmente no cuenta con el trámite de evaluación ambiental y no le es de aplicación el informe ambiental publicado en el Boletín Oficial de Canarias del 22 de enero de 2016». 

Todo esto se suma al caldo de cultivo que ha obligado, ajustándose a la desaparición de la Cotmac y la nueva Ley del Suelo, al próximo pleno municipal a encargar un nuevo informe ambiental estratégico al órgano municipal de planes, retrotrayendo al comienzo del todo al expediente urbanístico, tras caducar el informe varias veces citado en este texto que resolvió ese obstáculo burocrático hace prácticamente cuatro años. 

Fuente:

jueves, 12 de diciembre de 2019

Los vecinos tachan de «chapuza» la reposición de Las Rehoyas

12/12/2019 

Colectivos como Rehoyas Avanza piden que ahora que el proceso debe comenzar otra vez para poder afrontar el Plan Parcial de Rehabilitación del barrio se «aproveche la oportunidad para hacerlo bien y con garantías». 

David Ojeda
Juan Carlos Alonso
Las Palmas de Gran Canaria 

Zona de Las Rehoyas donde se perderá el campo de fútbol para construir un edificio.

Los colectivos vecinales que se han erigido en dique de contención contra el Plan Parcial de Rehabilitación Rehoyas-Arapiles califican de «chapuza» la gestión del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, después de conocer que el proyecto vuelve a la casilla de salida tras cuatro años desde su puesta en marcha al caducar el informe ambiental que la Cotmac firmó en 2016. 

Entre las críticas destaca la situación de incertidumbre de los residentes del barrio, donde más de 2.500 viviendas se ven afectadas por el proyecto de reposición. La carrera de larga distancia que supone la rehabilitación de la zona, fechada en 16 años por el Ayuntamiento, se prolonga en el tiempo ante las dudas de cuándo se podrán comenzar los trabajos ahora que tiene que completarse desde el principio todo el procedimiento del expediente urbanístico con la necesidad de que el órgano ambiental municipal diseñe la nueva evaluación ambiental estratégica. 

«Nos sentimos robados por el Ayuntamiento», indican 

Eso sí, algunos sacan una lectura positiva de la noticia y de las implicaciones que esta puede tener a corto plazo. «Es una chapuza, pero si lo van a empezar de nuevo es una oportunidad para aprovechar y que hagan bien las cosas desde el principio. Que escuchen de verdad a todos los vecinos y que nos respeten a los que no estamos de acuerdo», manifestó a este diario Juan Francisco Sarmiento, portavoz del colectivo Rehoyas Avanza. 

Sarmiento añade que la sensación de «chapuza» en el proceso no se limita a la situación de que la caducidad del informe ambiental suponga que el Ayuntamiento, con todo aprobado, no haya sido capaz de poner en marcha las obras. Va más allá. «Lo han hecho mal todo. Desde equipar a los vecinos con casas sociales de 40 metros a los que pagamos nuestra hipoteca por pisos mayores y que se pueden arreglar, con ascensores, y otras cosas. No nos han escuchado nunca y nos sentimos robados», aseveró. 

Denuncia. 

Rehoyas Avanza ya ha anticipado su intención de judicializar el proceso. Algo que sigue adelante, según Sarmiento. «El asunto está en manos de nuestros abogados. Lo que pasa es que si no han sido todavía capaces en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria de conseguir la aprobación definitiva, solo la inicial, no podemos todavía denunciar. Javier Doreste no está capacitado para dirigir Urbanismo, lo que sinceramente nos viene bien a los que estamos en contra del proyecto», insiste.

Fuente:

La reposición de Las Rehoyas vuelve a la casilla de salida

11/12/2019 

La necesidad de acudir al órgano ambiental al caducar el informe anterior de la Cotmac sin afrontar las obras obliga al Ayuntamiento a iniciar de cero el proceso aprobado el pasado mes de enero, con el correspondiente plazo de exposición pública y una ronda administrativa. 

David Ojeda 
Juan Carlos Alonso 
Las Palmas de Gran Canaria 

Imagen de archivo de vecinos de Las Rehoyas manifestándose contra el Plan Parcial de Rehabilitación Rehoyas-Arapiles.

La comisión de Desarrollo Sostenible que se celebró este martes en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ratificó la necesidad de acudir al órgano ambiental municipal para poder seguir adelante con el Programa de Rehabilitación Parcial Rehoyas-Arapiles y, contrariamente a lo manifestado por Javier Doreste, concejal de Urbanismo, a este periódico, también confirmó la necesidad de llevar el proyecto de nuevo a la casilla de salida y comenzar de cero, afectando directamente a los residentes en las más de 2.500 viviendas que forman parte de la reposición. 

El próximo mes de enero caduca el informe realizado por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, en poder del Ayuntamiento desde enero de 2016 y con el que se ratificó la aprobación inicial el pasado mes de enero del Plan Parcial. Ante la incapacidad para afrontar el comienzo de los trabajos en ese plazo, Urbanismo ha tenido que recurrir, ciñéndose a la Ley del Suelo, al órgano municipal de evaluación ambiental para que haga un nuevo informe. 

Y es que este nuevo informe ambiental es producto de que a pesar del tiempo que se lleva trabajando en el asunto, era inviable cerrar antes de que expire el actual informe asuntos pendientes como los acuerdos de resolución de las alegaciones presentadas y su notificación, nuevos trámites de información pública y la solicitud de informes sectoriales pertinentes. 

El anterior informe ambiental es de enero de 2016 

Esto será votado en el próximo pleno municipal, pero traerá consigo un nuevo retraso en el proyecto cuatro años después de sus primeros pasos. Entre otras cuestiones, porque lo retrotrae al principio y obliga comenzar de nuevo todo el expediente urbanístico ya aprobado el pasado mes de enero. 

El hecho de tener que elaborar ahora una nueva evaluación ambiental estratégica conlleva que todas las fases del expediente se tienen que volver a realizar. Desde la fase de exposición pública en la que los vecinos afectados pueden presentar alegaciones hasta la ronda de información a distintas administraciones que se tiene que llevar a cabo. 

Ese era un asunto ya superado, pero la falta de cintura para poner los trabajos a funcionar, después de haber recibido toda la parte burocrática del proyecto hecha por el anterior gobierno del Partido Popular, alerta de un nuevo retraso en unas obras que ya han sido planificadas para una vigencia de 16 años. 

Ya la situación de la reposición había generado controversia entre los vecinos, que incluso judicializan la reposición. Además, colea la construcción de un nuevo edificio sobre el campo de fútbol del parque, fuera del Plan Parcial y modificado en el Plan General, a cambio de metros de zona verde en La Ballena. Un hecho que, además, se sacó el ayuntamiento del sombrero después del primer informe de la Cotmac y que generó una alerta en Política Territorial, al modificar las bases iniciales sobre las que estaba previsto el plan original. 

Ahora se entra en un nuevo escenario, pendiente de la aprobación en el pleno, en el que se generan muchas dudas sobre el tiempo de retraso que esto supondrá para el comienzo de las obras a pesar de que Javier Doreste, edil de Urbanismo, manifestó a este periódico en su edición de ayer que no conllevaría más de un mes. 

La oposición critica. 

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se han mostrado entre críticos y sorprendidos por la falta de capacidad del tripartito para resolver un asunto que lleva muchos años en marcha. Especialmente el Partido Popular, que aprovechó para recordar que la reposición de Las Rehoyas, que seguirá los pasos de las de El Polvorín y Tamaraceite, ya se encontraba recogida como un Plan Parcial a desarrollar en el Plan General del año 2000. Y que fue durante el mandato de Juan José Cardona (2011-2015) cuando se elaboró toda la documentación técnica de ese Plan Parcial y se inicia su expediente, remitiendo el Informe Ambiental a la Cotmac que ahora caduca.  

El edil conservador, Ángel Sabroso, señaló al respecto que «el gobierno del PSOE y sus socios, Podemos y Nueva Canarias, han estado los últimos años hablando de Las Rehoyas, generando enfrentamientos entre los vecinos, sometiendo a las familias que habitan en Rehoyas–Arapiles a una incertidumbre enorme y generando unas expectativas de renovación de viviendas, mientras dejaban caducar todo el planeamiento». 

Los vecinos han llegado a judicializar el asunto 

Sabroso insiste en el argumento de que el tripartito ha desperdiciado mucho tiempo y recursos en un proyecto que se había quedado encaminado cuando entraron a gobernar el pasado mandato. «El PSOE recibió el Ayuntamiento en junio de 2015 con el Plan Parcial de Las Rehoyas encaminado, y tras cuatro años y medio de su gobierno modifica el Plan General para recortar el Parque de Las Rehoyas y querer construir un edificio en medio, perdiendo un campo de fútbol y se le caduca la evaluación ambiental teniendo que retrotraer todo el planeamiento a su inicio; así se resume el trabajo de Hidalgo con las viviendas de Las Rehoyas en estos cuatro años y medio», subrayó. 

A las críticas de Sabroso se unen las de otros partidos de la oposición. Para David Suárez, concejal de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, también resulta inadmisible que el proceso tenga que reiniciarse después del tiempo que ha transcurrido desde sus primeros pasos. «Tanto la caducidad de la aprobación inicial como las sustanciales modificaciones del proyecto inicial provocan que se tenga que iniciar nuevamente todo el proceso. Nuevamente los atrasos de Doreste desembocan en el hartazgo de los vecinos más vulnerables que vuelven a ver alejada la reposición de sus viviendas», expuso. 

El viceportavoz de los nacionalistas entiende, no obstante, que aquí se abre una nueva puerta para los vecinos que se han ido manifestando en contra, durante los últimos tiempos, de las formas y el modelo que se les impone desde el Ayuntamiento. «Al menos este reinicio da una nueva oportunidad a los vecinos que no están de acuerdo que se incluyan sus viviendas privadas en la reposición. Ya que hay que tener en cuenta que la motivación de la reposición tiene fundamento claro de seguridad, habitabilidad y accesibilidad, entre otros factores, pero no se pueden incluir indiscriminadamente», manifestó. 

Fuente:

martes, 10 de diciembre de 2019

La reposición de Las Rehoyas depende de un informe ambiental

10/12/2019 

El plan de rehabilitación aprobado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria deberá someterse al órgano ambiental municipal para la tramitación de la nueva evaluación ambiental estratégica y ajustarse a las exigencias de la Ley del Suelo del Gobierno de Canarias. David Ojeda Juan Carlos Alonso Las Palmas de Gran Canaria 

El Programa de Rehabilitación Parcial Rehoyas-Arapiles, que lleva cuatro años cimentándose en las oficinas municipales, sufre un nuevo cambio burocrático con la necesidad que se llevará este martes a la Comisión de Desarrollo Sostenible y al posterior pleno de enviar el proyecto al órgano ambiental dependiente del Ayuntamiento para que desarrolle la «nueva evaluación ambiental estratégica» de la reposición.


Imagen de archivo del tramo de Las Rehoyas que se encuentra próximo al parque

Este hecho se sustenta en los cambios que han surgido paralelamente al proyecto en los últimos años. Cuando la reposición comenzó a diseñarse en 2015 la declaración ambiental dependía de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, la extinta Cotmac. Sin embargo, la puesta en marcha la pasada legislatura del Parlamento de Canarias de la Ley del Suelo, y la competencia derivada a los órganos ambientales creados por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, hace que sean estos departamentos los que tengan que hacer el informe que se adjunta a la documentación del proyecto.

Según Javier Doreste, responsable de Urbanismo en el gobierno local, este hecho más que un contratiempo supone un «impulso». «Se trata simplemente de ajustarnos a la Ley del Suelo, sin más. Esto no va a interponerse en la hoja de ruta diseñada. Además, las primeras actuaciones serán en exterior con el parque –sobre el que se quiere edificar un edificio de siete plantas– y en la calle Doctor Chiscano», añade.

La necesidad de acudir al órgano ambiental de planes del Ayuntamiento fue ratificada en un informe de Asesoría Jurídica, responsabilidad de Felicitas Benítez. Y aunque generaba dudas sobre la posibilidad de que este cambio obligara a retrotraer el expediente al inicio de la aprobación inicial del proyecto, Javier Doreste asegura que no. 

Doreste: creo que el asunto se resolverá en un mes 

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital estima que esta situación tendrá una resolución próxima ante las voces que interpretan que podría generar un retraso en un programa que lleva cuatro años en marcha con una fuerte contestación vecinal. «Llevamos este asunto a la Comisión de Desarrollo Sostenible y luego al pleno de este mes de diciembre, como hicimos el pasado mes con el programa de Barrios Pendientes. A partir de ahí creo que estará resuelto todo en el plazo de un mes y podremos comenzar con los trabajos», indicó. 

El caso de la reposición de Las Rehoyas cuenta con la aprobación inicial, pero al no tener la garantía de que se pueda hacer antes de enero de 2020, con la pérdida de vigencia de los informes ambientales ya realizados, y las alegaciones presentadas se ha tomado esta decisión. 

En marcha

El edil de Urbanismo, a pesar de esta modificación que debe pasar todavía una comisión y un pleno, mantiene su creencia de que la reposición continúa su camino. «Ya está completada la fase más compleja, conseguida con el consenso de los técnicos y de los vecinos, y ahora esto saldrá adelante en un plazo corto de tiempo. Los primeros trabajos de la reposición esperamos hacerlos durante el primer cuatrimestre de 2020 y serán los de la zona del campo de fútbol del parque. Y la segunda acción, la de la calle del Doctor Chiscano, estará en marcha durante el segundo cuatrimestre, con lo que no tendremos problemas para ir afrontando los trabajos», señaló. 

La rehabilitación de Las Rehoyas-Arapiles afectará a 2.558 viviendas y tendrá un coste de 189 millones. 

Fuente:

Partido Popular: Nota de Prensa sobre el Plan de Reposición de Las Rehoyas